COMUNIDAD Y MUSEOS:

NI TAN CERCA, NI TAN LEJOS

 

Resumen:

De acuerdo con el código de deontología del ICOM para los museos, éstos deben trabajar de manera conjunta con las comunidades de las que provienen las colecciones, así como con las comunidades a las que prestan servicios. Teniendo en cuenta uno de los énfasis de este encuentro, el de volver la mirada a las comunidades locales, esta sesión busca abrir un espacio de discusión alrededor del papel que juegan los museos dentro de la(s) comunidad(es) y viceversa, el papel de las comunidades dentro de los museos. Hoy en día, el trabajo de comunicación del museo con los diversos públicos a los que se dirige suele incluir el uso de redes sociales, nuevas tecnologías, eventos tanto académicos como lúdicos y programas educativos y de socialización. Sin embargo, no siempre, ni los canales ni las respuestas en dicho intercambio son tan efectivas como se esperaría. Queremos por tanto pensar y evaluar dicha comunicación alrededor de las siguientes preguntas: ¿está la arqueología preparada y en sintonía para llevar a cabo la labor derivada del trabajo entre museos y comunidad? ¿Hasta qué punto se debe trabajar con la comunidad y para qué? ¿Son los museos comunitarios la salida para la legitimización del trabajo comunitario en museos arqueológicos?

Adicionalmente proponemos las siguientes preguntas y/o temas generales que pueden servir como ejes temáticos y/o de discusión para el desarrollo de la sesión:

¿Cómo piensan las comunidades las colecciones de los museos?

¿De qué manera se pueden beneficiar o no las comunidades al trabajar con el museo?

¿Qué interesa a la comunidad y qué al museo, son estos intereses los mismos?

¿Cómo se acerca el museo a la comunidad y como la comunidad al museo?

¿Cómo se deben comprender el territorio y las comunidades? 

¿Se debe trabajar para la comunidad o trabajar con la comunidad?

Palabras claves:

Museos, colecciones, comunidad, piezas arqueológicas, educación.

 

COORDINADORES: 

 

Jimena Lobo Guerrero Arenas, Arqueóloga independiente, Colombia. jimelg9@hotmail.com

Alejandra Sánchez Polo, Área de investigación - Museo de Arte Precolombino Casa del Alabado, Ecuador. investigación@alabado.org

 

Relator o Comentarista del simposio.

 

Jimena Lobo Guerrero Arenas, Arqueóloga independiente, Colombia. jimelg9@hotmail.com

 

PONENCIAS

 

01

Museo Arqueológico de Pueblos Karib – MAPUKA. Los retos de un museo universitario hoy.

 

Juan Guillermo Martin Rincón. Museo Arqueológico de Pueblos Karib.  jgmartin@uninorte.edu.co

Carla Baquero. Universidad del Norte. cbaquero@uninorte.edu.co

 

El Museo MAPUKA de la Universidad del Norte cumple 5 años de actividad en 2018. Su consolidación tomó un largo camino que se inició con la vinculación de Carlos Angulo Valdés, pionero de la arqueología del Caribe colombiano, a la universidad en 1974. Sus investigaciones fueron alimentando una colección arqueológica que se fue robusteciendo con la entrega de diversas colecciones particulares. Esta numerosa colección, sumada a un decidido interés por difundir el pasado prehispánico de la región, llevó a respaldar un proyecto museológico que comenzó en el año 2011. MAPUKA ha venido posicionándose regional y nacionalmente a través de dos estrategias; por un lado la consolidación de un grupo de investigación que alimenta la renovación de su oferta museal temporal, y por el otro, mediante el diseño de un portafolio educativo que busca formar públicos, teniendo en cuenta sus distintos perfiles, mediante actividades que, en un ambiente de educación no formal, refuerzan competencias alineadas con el Ministerio de Educación Nacional. Los avances son evidentes y los retos ambiciosos. En esta ponencia se presentará el balance de un quinquenio y las perspectivas de nuestros programas a mediano y largo plazo.

 

02

La gente primero y las piezas después

 

Bryan Cockrell. Arqueólogo independiente. butternutsquash@protonmail.com

Antonio Serna. Artista independiente. antonio@muserna.org

 

¿Para qué sirven las piezas de metal fabricadas por las sociedades en el pasado en Centroamérica y los Andes y que actualmente se exhiben en museos en Norteamérica? ¿Para quién(es) existen o están expuestas? Estas piezas, elaboradas en el material más comúnmente asociado con la codicia colonial, han sido atrapadas en siglos de extracción desde sus comunidades de origen y ahora están físicamente lejos de estas comunidades. La colonialidad presente en las palabras que muchos académicos emplean para hablar sobre estas piezas: sus nombres, sus dimensiones, su “lápida sepulcral” que efectivamente es una sugerencia de su muerte en el museo y sobre todo el uso de inglés. ¿Se deberían re-activar estas piezas y cómo sería este proceso? ¿Pueden participar las piezas en la defensa de la tierra y el agua en lugares donde las sociedades del pasado produjeron estas piezas? Las respuestas a estas preguntas deben ser guiadas por los deseos de las comunidades.  Aquí proponemos que los académicos deben ejercer una responsabilidad en este proyecto y que las comunidades pueden y deben incluir a gentes de las diásporas que tal vez viven ahora más cerca de estos museos. Más allá de estas consideraciones, es necesario que los académicos reconozcan que estas piezas—en su forma material—podrían formar parte de redes de experiencia que incluyen el habla, la memoria y el paisaje; que entiendan cuándo no deben compartir  ciertas memorias, quizá dolorosas (siguiendo el trabajo de Tuck y Yang 2014) y activen el museo/la universidad/la institución para ejercer un rol en luchas sociales (la existencia de fronteras y su aplicación, el cambio climático). Nos referiremos específicamente al proyecto “Documentos de Resistencia: Artistas de Color Protestan (1960s-presente).”

 

03

Descolonizando el pensamiento y la práctica

 

Juana Paillalef C. Museo Mapuche de Cañete (DIBAM) juana.paillalef@museosdibam.cl

 

Por qué un museo en este territorio, si estamos vivos….? Fue lo que increpó un joven mapuche en una de las tantas reuniones que se sostuvieron en el proceso de cambio  que el Museo Mapuche de Cañete tubo a fin de desnaturalizar una historia no compartida y aceptada por la gente Mapuche Lafkenche del territorio de Arauco, en lo que hoy se denomina Región del Bio Bio en el sur de Chile y últimamente, zonas de conflicto por procesos que se están llevando en la recuperación no sólo de sus tierras, sino también de su territorio, el que implica lo material, inmaterial, pasado, presente y futuro de un pueblo que ha logrado emerger dentro un sistema que no admite una pretérita diversidad en la zona y el país. El trabajo logrado mancomunadamente con algunas comunidades mapuche, es solo un paso dentro de este caminar para cruzar fronteras históricas, de clase, de poder que instalan la institucionalidad con los dueños y herederos de un patrimonio que sólo lo disfrutan foráneos a la cultura a la que pertenecen.

 

04

Museos multisensoriales en Colombia

 

Jorge Andrés Colmenares Molina.  jotacolmo@gmail.com

 

Permitir que las personas con discapacidad accedan a la información ofrecida por los museos, ha generado múltiples modelos de atención, que buscan satisfacer las necesidades específicas de cada discapacidad. Mas, este proceder, resulta costoso, excluyente, poco eficaz y superficial, puesto que al no estar la colección de un museo adaptada en su totalidad para las personas con discapacidad, restringe su participación a las actividades y a la interacción con los objetos especialmente concebidos para atenderlas. En esta ponencia se describen tres experiencias museales desarrolladas en Colombia, basadas en la Multisensorialidad, cuyo PROPÓSITO no es atender a las personas con discapacidad, sino disponer de una metodología que facilite el aprendizaje de cualquier público. Dichas experiencias son la desarrollada desde 1998 en el Museo Nacional de Colombia, la impulsada en el Museo del Oro del banco de la República desde el año 2008 y la promovida en el Planetario de Bogotá en el año 2015. En los tres casos, se ha buscado involucrar no solo a la vista y al oído, como ocurre tradicionalmente en las exposiciones museales, sino también al tacto, al gusto, al olfato y a los demás sentidos de la percepción humana menos conocidos como son el sentido vestibular, espacial, temporal, quinético, senestésico, electromagnético y propioceptivo..

 

05

Reactivación de museos y complejos patrimoniales como espacios de construcción colectiva para la resolución de conflictos *CASOS: Museo Arqueológico de Tierradentro Cauca y El Fuerte de San

Margarita Reyes. InstitutoColombiano de Antropología e Historia –ICANH. mreyes@icanh.gov.co

 

La reactivación de museos y espacios patrimoniales en contextos regionales colombianos nos impone cada vez más, nuevos retos y nuevas metodologías que propicien y garanticen la participación de diferentes sectores de las comunidades. No se trata de abandonar tareas fundamentales como la investigación y la conservación de sus acervos patrimoniales, se trata de
abrirnos a nuevas maneras de concebir los espacios museables, teniendo en cuenta los enclaves sociales y culturales en los que estos se encuentran. Es el caso de la reactivación del nuevo museo del Parque arqueológico de Tierradentro cuya gestación se viene trabajando como espacio para la reflexión de conflictos interétnicos que involucra temas como, la tenencia de la tierra, la educación o los vestigios del pasado. El segundo caso es el proyecto de la reactivación del *Fuerte de San Fernando* con los bocachiqueros, población afrodescendiente, marginal y en extrema pobreza, jurisdicción de Cartagena, patrimonio de la humanidad.

 

06

Políticas Patrimoniales y Visiones de Comunidad

Estudio de Caso: Museo de Sitio Tulipe

 

Fernando Arteaga. Instituto Metropolitano de Patrimonio. fernandox.arteaga@gmail.com

 

La posición de los museos de sitio ubicados en comunidades fuera de las grandes urbes se enfrenta constantemente a las políticas culturales tanto a nivel local como internacional. Esto genera puntos de tensión entre varios principios citados en cartas como la de Venecia referente al patrimonio, o la de Santiago sobre los museos en Latinoamérica, etc; de igual forma, entre las resoluciones municipales, como la 015 del Municipio de Quito. Con estos antecedentes, la presente visión se fundamentará en las bases de la museología, en los usos sociales del patrimonio, en las implicaciones de ser un museo de sitio, en la puesta en valor, y en las relaciones positivas y negativas del museo con la comunidad. Todo esto desembocará en reflexiones sobre como las sociedades cada día toman conciencia de la importancia de un patrimonio común de cara a las generaciones futuras, donde se reconoce solidariamente la responsabilidad de su salvaguarda. La presente propuesta de caso referirá al Museo de Sitio Tulipe, ubicado en la parroquia de Nanegalito en el noroccidente de la provincia de Pichincha, cuya gestión busca constantemente una simbiosis entre conservación y función útil a la sociedad. Sin embargo, la experiencia del Museo de Sitio Tulipe no se aleja de muchas realidades que se viven en varios museos arqueológicos de la región, el acercamiento efectivo de las instituciones con las comunidades debe contar con herramientas acordes a cada comunidad, siendo de carácter participativo y dispuestos a escuchar cada punto de vista de los vecinos del museo para poder entender su realidad

 

07

Reconsideraciones, análisis y Perspectivas futuras del museo comunitario

 

María Florencia Puebla. Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAHMéxico), CONACYT. pueblaflorencia@hotmail.com

 

Este trabajo tiene como finalidad generar un espacio de discusión reflexiva sobre el modelo conocido como museo comunitario en México y la caracterización que en los últimos tiempos se le ha otorgado como fórmula exitosa y factible de trasladar a cualquier lugar y colectivo. Para ello se consideran los primeros antecedentes de la museología comunitaria en los valles centrales oaxaqueños y su relación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Por otro lado, se toman las declaratorias museológicas latinoamericanas que han aportado a la construcción de sus fundamentos teóricos, como la Declaración de Santiago de Chile (de 1972), el Estatuto de la Unión de Museos Latinoamericanos y del Caribe (1978) y la Declaración de Oaxtepec (1984). Finalmente, se analizan diversos casos que en los últimos años han expandido los límites del museo comunitario, y que podrían abrir nuevas líneas de representaciones museales en el futuro. Esto último ha provocado que arqueólogos y antropólogos reconsiderasen sus construcciones patrimonialistas y sus percepciones de la materialidad, el tiempo y el espacio. El ejercicio de repensar al museo comunitario conlleva la necesidad de reflexionarlo desde un carácter fluido, dinámico, complejo y plural, que se encuentra en permanente discusión y construcción. Además de abordarlo desde nuevas modalidades de patrimonialidad, musealidad y trabajo comunitario. Con esto se pretende abrir un espacio de discusión para debatir la museología comunitaria desde marcos epistémicos contemporáneos, más cercanos a las comunidades que al pensamiento científico.

 

08

Museo, Pukara y Chullpas de Nama (Tarapacá, norte de Chile): Diálogos arqueológicos, patrimoniales y políticos entre comuneros andinos e investigadores sociales

 

Mauricio Uribe. Departamento de Antropología, Universidad de Chile.  mur@uchile.cl

Francisca Urrutia. Proyecto Pasados, Identidades y Patrimonios en Chile, Universidad de Chile.  solinaria@gmail.com

Fernanda Kalazich. Instituto de Arqueología y Antropología, Universidad Católica del Norte. fernanda.kalazich@ucn.cl

 

Hace tres años atrás, dirigentes y miembros de la comunidad aymara de Nama nos manifestaron el interés por poner en valor y uso su patrimonio arqueológico, a través de una iniciativa conjunta capaz de articular el museo construido por ellos en 1986 con la preservación del pukara y las chullpas, ampliamente investigados por arqueólogos y antropólogos. Esta presentación reflexiona sobre esta experiencia en curso, cuyo gran desafío fue y sigue siendo establecer estrategias participativas entre los comuneros y el equipo de investigadores a lo largo un proceso de acción patrimonial que sea siempre dialógico. Al respecto, es fundamental el compromiso de la comunidad local en la preservación del sitio, junto a la relevancia en torno a la difusión, la educación y el establecimiento de buenas prácticas que generen un impacto positivo y perdurable no sólo entre los lugareños, sino también entre los académicos, la propia comunidad arqueológica y la sociedad en general. Asimismo, la concurrencia de múltiples perspectivas en torno a similares cuestiones de interés patrimonial, inevitablemente despliega una tensión muchas veces invisible o invisibilizada. Aquí el pasado es siempre una cosa del presente y el tiempo es un recurso utilizado para significar. Los relatos se construyen a partir de la heterogeneidad y el movimiento, dando cuenta de procesos y luchas que ponen de relieve determinados énfasis, acentúan ciertos posicionamientos o van reordenando por completo las distintas narrativas en juego. Por lo tanto, la idea es someter a escrutinio este intento por politizar la arqueología y la antropología, con miras a visibilizar y multiplicar los diversos puntos de vista, las controversias, los agentes y los dispositivos ensamblados en un caso concreto como Nama.

 

09

Comunidades e museus de arqueologia de povos JÊ – Kayapó  meridional (Perdizes, MG) e Kaingang (Monte Alto, SP)

 

Márcia Angelina Alves. Museu de Arqueologia e Etnologia da Universidade de São Paulo (MAE-USP)  alvesma@usp.br

 

Dois museus de arqueologia indígena foram montados em pequenas cidades da região sudeste do Brasil, decorrentes da celebração de convênios culturais entre os municípios de Perdizes, estado de Minas Gerais e de Monte Alto, São Paulo e a Universidade de São Paulo, intermediados pelo Museu de Arqueologia e Etnologia. Os museus são direcionados à preservação da memória dos ancestrais mais antigos dos brasileiros, os índios, e da divulgação de seus modos de vida, cosmovisão, universo simbólico e cultura material. O de Perdizes esta direcionado ao Povo Kayapó Meridional e o de Monte Alto aos Kaingang, ambos pertencentes ao tronco lingüístico Macro-Jê. Os vestígios musealizados foram coletados por escavações sistemáticas realizadas em assentamentos a céu aberto, nos vales do Paranaíba, e Turvo, no bioma Cerrado, no âmbito dos projetos acadêmicos Quebra Anzol, desenvolvido no vale do Paranaíba, MG e Turvo, nos vales dos rios Turvo e da Onça, SP. Estes museus tornaram-se locais de visitação e de evidenciação da cultura dos ancestrais indígenas destas comunidades.

 

10

El museo arqueológico  Valdivia desde la  perspectiva de los  museos comunitarios:

¿Un museo de la  comunidad o en la comunidad?

 

Camila Arancibia. camilarancibia@gmail.com

 

La Comuna Valdivia es un poblado costero de la Provincia de Santa Elena, Ecuador, que alberga el sitio arqueológico epónimo de la Cultura Valdivia (4000 – 1400 a.C). La Comuna ha generado un importante lazo identitario con la cultura arqueológica, considerándose orgullosos herederos de ella. El Museo Arqueológico Valdivia es un museo de sitio, construido en el yacimiento arqueológico, es el primer museo de este tipo en Ecuador (Rex González 1980). Su edificación comienza en 1978, posteriormente es rehabilitado y finalmente inaugurado en 1985 (Limonez 2010). El hecho que sea comunal quiere decir que es propiedad de una comuna, que su administración se encuentra en manos de una comunidad y no depende en ningún aspecto del estado. Desde hace algunas décadas se ha desarrollado en museología el concepto de Museos Comunitario (Morales y Camarena 2009) para referirse a instituciones de propiedad y administración comunitaria, pero que también están orientadas a ciertos objetivos. Dadas las características mencionadas del Museo Arqueológico Valdivia a priori podría considerarse como un museo comunitario, sin embargo el hecho que un museo esté ubicado en una comunidad, sea propiedad de una comunidad y sea administrado por una comunidad no implica que necesariamente se trate de un museo comunitario. Es por ello que consideramos apropiado profundizar en diversos aspectos del Museo Arqueológico Valdivia y su contexto, que nos permitan comprenderlo a la luz del modelo de museos comunitarios latinoamericanos, buscando contribuir a la reflexión entre las relaciones museo y comunidad y resaltar sus potencialidades.

 

11

Extroversão do patrimonio arqueológico salvaguardado

 

Daiane Pereira. Universidade Federal de Minas Gerais daianepereira.dp@gmail.com

 

A limitação dos processos de extroversão das informações e dos bens arqueológicos é uma realidade corrente. Isso mantém as coleções maciçamente armazenadas, enquanto uma pequena parcela participa de exposições e ações educativas. Tendo como objeto de estudo as reservas técnicas para salvaguarda de coleções arqueológicas, a pesquisa analisa mecanismos conceituais e práticos que podem contribuir para a potencialização das reservas técnicas como espaços e mecanismos de extroversão das informações e do patrimônio arqueológico. Dessa forma, o objetivo dessa comunicação é discutir o papel social que as reservas técnicas possuem tanto para conservação como para a extroversão do patrimônio arqueológico, tentando desconstruir o caráter unicamente depositário a qual as mesmas têm sido atribuídas. Ao problematizar as possibilidades e os desafios atuais da gestão das coleções arqueológicas salvaguardadas em reservas técnicas, irei abordar aspectos da cadeia operatória da museologia e da cadeia produtiva da arqueologia, utilizando como arcabouço teórico a relação interdisciplinar entre a arqueologia e a museologia, relativa ao processo de musealização do patrimônio arqueológico. A musealização do patrimônio arqueológico oferece à pesquisa o conjunto de ações necessárias para alcançar a preservação dos bens arqueológicos, perfazendo a salvaguarda (conservação e documentação) e a comunicação (exposição e ações educativasculturais).

 

12

Identidad, tenencia y protección: El rol de la comunidad en un museo arqueológico

 

Jimena Lobo Guerrero. Independiente. jimelg9@hotmail.com

Alejandra Sánchez- Polo.  Casa del Alabado. investigacion@alabado.org

 

Meses antes de su apertura, el Museo Casa del Alabado en Quito fue partícipe del programa denominado Guardianes del Patrimonio. El objetivo del museo era el de dar a conocerse en su vecindario, específicamente a los moradores del barrio San Roque. El proyecto logró involucrar a la comunidad local al punto de ser ésta la gestora de varias de las actividades educativas y de trabajo social que se llevaron a cabo en el museo durante al menos su primer año de funcionamiento. Se generó de esta manera un canal directo de comunicación entre la comunidad y el museo que le sirvió a éste último como herramienta de socialización, acercamiento, e incluso, diversificación de sus contenidos. A la luz de la experiencia descrita, esta presentación busca analizar los pro y los contra de este tipo de ejercicio y evaluar el papel que cumplen los museos frente al reconocimiento de piezas arqueológicas y la tenencia y cuidado del patrimonio cultural. Se pretende también discutir y cuestionar la pertinencia de mantener este tipo de vínculos a lo largo del tiempo, especialmente teniendo en cuenta la dificultad que sufren los museos sujetos a permanentes cambios en sus políticas de funcionamiento.