Técnicas alfareras pasadas y presentes en Suramérica:

nuevos enfoques y perspectivas

 

Resumen:

La cerámica es la evidencia más usada para narrar el pasado pre-colonial en los Andes. Pese a la importancia de la evidencia arquitectónica y textil, la alfarería es fundamental para establecer secuencias cronológicas y delimitar áreas. Esta mesa busca establecer una reflexión acerca de la producción de este conocimiento sobre el pasado pre-colonial y colonial a partir de la evidencia alfarera. Partimos para ello de la articulación entre conocimientos etnográficos y arqueológicos, una relación muy larga y complicada. ¿Cómo se relacionan ambos tipos de conocimientos producidos en condiciones distintas (registro vivo y registro fósil)? Más concretamente, ¿cuánto del conocimiento sobre la alfarería de las sociedades pre-coloniales andinas está condicionado (moldeado) por los conocimientos sobre alfarería etnográfica?, ¿cómo hacer para sistematizar los conocimientos etnográficos utilizados en arqueología? Partiendo de casos puntuales sobre producción y distribución alfarera en diversos lugares de los Andes, los autores participarán de la discusión de los temas indicados.

Palabras claves:

Producción alfarera, distribución alfarera, etnografía, etnoarqueología, Andes.

 

COORDINADORES: 

Catherine Lara, UMR 7055 Prehistoria y Tecnología - CRNS/Universidad de París Nanterre, catherine.lara@arqueo-ecuatoriana.ec

Gabriel Ramón, profesor asociado, departamento de Humanidades, Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, glramon@pucp.edu.pe

 

Relator o Comentarista del simposio.

 

Dr. Guillermo A. De La Fuente

 

PONENCIAS

 

01

La técnica de la huactana reportada en la elaboración cerámica de la sierra-sur del Ecuador

 

Mario Brazzero, Restaurador de Bienes Muebles, Antropólogo visual, mbrazzero@gmail.com

 

El mundo contemporáneo, caracterizado por la permeabilidad de las fronteras culturales, la acelerada movilidad humana, con sus significados e interacciones, es el escenario donde las denominadas “nuevas tradiciones” desplazan a las actividades y tecnologías tradicionales en un proceso de aculturación y homogenización que rediseña los imaginarios y matrices culturales.

En este contexto vemos como ciertas actividades productivas, muchas de ellas milenarias, van perdiendo vigencia y ceden el espacio a nuevos emprendimientos artesanales que tienen mayor acogida en el mercado regional. Este es el caso de la alfarería tradicional con la “técnica del golpeado”, reportada en varios sectores de la sierra Sur del Ecuador, entre ellos las comunidades de Jatumpamba y Las Nieves, de las provincias del Cañar y Azuay respectivamente.

El elemento unificador de esta práctica, registrado a través de técnicas antropológicas de investigación, es un pequeño artefacto de barro cocido llamado “huactana” o “golpeador”. La técnica, ubicada por varios arqueólogos en tiempos cañaris (del 800 d. C. al 1100 d.C.) reporta procesos productivos muy disímiles en las zonas de estudio, lo que nos permite concluir que efectivamente corresponden a formas de elaboración cerámica milenarias que perviven, aunque con grave riesgo de desaparecer, en la actualidad, por lo que deben ser visibilizadas, actualizadas y recuperadas, de acuerdo a la legislación vigente.

 

02

Historias rotas:  mutualismos de monjes y alfareros en el desierto de la Candelaria, Colombia

 

Daniela Castellanos Montes, U. Icesi, Cali, Colombia, castellanosdaniela@yahoo.es

 

En las superficies escarpadas de un cerro erosionado por siglos de actividad cerámica sobresalen los fragmentos. Vasijas completas pero rotas o sus pedazos son ubicuos en el paisaje. Hay también otros tipos de fragmentos y materia en fragmentación: viviendas, hornos para cocción de cerámica y caminos estrechos e improvisados - bien llamados desechos- para caminantes humanos, animales y hasta motocicletas. En este mundo roto conviven desde la Colonia alfareros y monjes, (des)conectados por varios de estos desechos y por una carretera cuyo pavimento son los mismos fragmentos cerámicos de los alfareros. Partiendo del fragmento y la fragmentación como rasgo y acto creativo del “campo” descrito, pero también como herramienta analítica, propongo una reflexión etnográfica que junta la materialidad y la vida social para así entender una serie de relaciones rotas que cimientan el mutualismo histórico pero discontinuo entre monjes y alfareros en un lugar de los Andes colombianos.

 

03

Nuevas perspectivas sobre los Cañaris de ayer y hoy:  la cerámica del Austro ecuatoriano de 100 A.-C. hasta la fecha

 

Catherine Lara, UMR 7055 Prehistoria y Tecnología - CRNS/Universidad de París Nanterre, catherine.lara@arqueo-ecuatoriana.ec

 

Los cañaris son un grupo étnico actualmente asentado en los Andes sur del Ecuador. Afirman ser los descendientes del grupo homónimo que ocupó aproximadamente el mismo territorio entre al menos 100 antes de Cristo y la llegada de los incas y españoles entre los siglos XV y XVI de nuestra era. La tendencia etnohistórica más reciente afirma no obstante que los cañaris prehispánicos prácticamente no sobrevivieron a estas dos conquistas sucesivas, y que los cañaris actuales son en realidad el resultado del mestizaje entre poblaciones foráneas.

El estudio comparativo de ceramios precolombinos y actuales del Austro ecuatoriano llevado a cabo por quien suscribe a partir de un enfoque tecnológico, permite matizar la hipótesis de la desaparición total de los cañaris precolombinos, aportando a la vez con nuevos elementos relativos a la cronología cañari precolombina actualmente vigente.

El presente trabajo propone rastrear las etapas de dicha investigación, al presentar los antecedentes de la problemática cañari, los fundamentos de la metodología empleada para el análisis comparativo de estas cerámicas pasadas y actuales, así como los resultados obtenidos en consecuencia.

 

04

Detrás de la vasija. Estudios arqueológicos y etnográficos en la comunidad alfarera de Chipihuayco, sur de Bolivia.

 

Florencia Ávila. Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL). Argentina.  florenciaavila@gmail.com

 

La cuenca media del río San Juan del Oro (que abarca la frontera entre los Valles del sur de Bolivia y la Puna de Argentina) albergó entre los siglos XI a XVI a las poblaciones conocidas etnohistóricamente como Chichas. La alfarería, de excelente factura y complejos diseños, fue su principal diacrítico en los estudios arqueológicos. No sólo por su ubicuidad en los sitios, sino también por su amplia circulación dentro de los Andes Circumpuneños a lo largo de la cronología. Uno de los poblados de mayor envergadura se emplaza en la Quebrada del río Talina, subsidiario al San Juan del Oro (Pcia. Modesto Omiste, Bolivia), en donde, al pie del mismo, se encuentra Chipihuayco, una de las trece comunidades alfareras que recorren la Quebrada.

Centrándonos en trabajos etnográficos realizados en dicha comunidad, nos preguntamos qué hay detrás de las piezas terminadas que son las únicas que podemos encontrar arqueológicamente. Hemos podido observar que detrás del proceso de producción hay un gran universo de objetos que remiten a lugares e historias diversas influyendo, de forma silenciosa o no, en el éxito o el fracaso de la pieza cerámica. En efecto, son los que constituyen de forma inalienable tanto a la olla como a la alfarera. Creemos que la agencia que poseen las vasijas se construye bajo una constelación de prácticas, discursos, performances y objetos que resultan inseparables del producto final. Es precisamente este problema, de índole etnográfico, etnológico y arqueológico, el que nos dispara múltiples preguntas que deseamos poner en discusión en el presente simposio.

 

05

Cadenas operativas y técnicas alfareras implicadas en la elaboración de cerámica Aguada Portezuelo, periodo agroalfarero medio (prov. De Catamarca, Argentina)

 

Guillermo A. De La Fuente, Marina Martínez Carricondo; Escuela de Arqueología, Universidad Nacional de Catamarca, Argentina, gfuente2004@yahoo.com.ar

 

El estilo cerámico Aguada Portezuelo fue dado a conocer por primera vez a través de varios fragmentos de alfarería recolectados a comienzos del siglo XX por Lafone Quevedo en las dunas del puesto Las Garrochas, cerca de la ciudad de Andalgalá, Catamarca. Desde esa época una multiplicidad de sitios arqueológicos geográficamente ubicados dentro del Valle de Catamarca y zonas aledañas reportaron la presencia de este tipo de alfarería. En 1997, en la localidad de Choya, Dpto. de Capayán, al suroeste del valle de Catamarca fue detectado un sitio ceremonial perteneciente a esta fase cultural, consistente en un montículo ceremonial de forma tronco-cónica con base plana, con un diámetro de 25 metros aproximadamente.

La cerámica Aguada Portezuelo posee un amplio repertorio de técnicas de acabado empleadas principalmente en los tratamientos de superficie y en la decoración de los objetos. Por otro lado, los aspectos relacionados a la manufactura de estas cerámicas no han sido investigados todavía en profundidad. Las observaciones macroscópicas realizadas permiten establecer preliminarmente que éstos fragmentos presentan una pasta cerámica de granulometría muy fina y compacta, destacándose la buena calidad obtenida, a través del proceso de manufactura cerámica, en el producto final. En referencia a la decoración, una de las características más sobresalientes de éstas cerámicas es su marcada policromía, los motivos son elaborados en negativo y positivo y los colores utilizados oscilan desde el rojo púrpura (o borravino), rojizo, blanco, crema, negro y amarillo; siendo éste último color único en las cerámicas arqueológicas del N.O.A. Algunas veces, los colores no han sido muy bien fijados por la cocción y aparecen como suavizados y sin brillo, presentando también éstas cerámicas pintura pre- y postcocción. Otro de los aspectos técnico-decorativo muy poco estudiado para esta cerámica es la existencia de pintura negativa resistente. Adicionalmente, un atributo de manufactura (tecnológico y técnico) de particular importancia es el tratamiento de superficie. La superficie interna de las vasijas a veces presenta un color negro intenso producto de la acción del pulido, y otras aparentemente de un proceso de ahumado o algunas veces referido como “grafitado”. Quizás se trate de un proceso técnico de ahumado de la superficie interna de las vasijas, orientado a generar este fenómeno decorativo y crear un efecto visual específico.

Este trabajo posee tres objetivos: (1) por un lado, presentar una aproximación a la reconstrucción de las principales cadenas operativas implicadas en la elaboración de este tipo de alfarería, enfatizando aspectos tecnológicos, morfológicos y decorativos; (2) realizar un análisis reflexivo sobre el rol que jugó este tipo de alfarería en el pasado, y su vinculación con los sitios ceremoniales de la Cultura Aguada, especialmente los aleros con arte rupestre del área de La Tunita; y (3) finalmente realizar una exploración sobre concepto de especialización artesanal surgido a partir de los estudios etnográficos y etnoarqueológicos, y su influencia a la hora de interpretar este tipo de producción alfarera en sociedades con características sociopolíticas similares a los Señoríos y/o Cacicazgos.

 

06

La producción alfarera itinerante en los Andes: evidencia etnográfica y narración arqueológica precolonial

 

Gabriel Ramón, Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, glramon@pucp.edu.pe

 

La cerámica es una evidencia clave para la narración del pasado precolonial andino. Sin embargo, conocemos muy poco sobre los tipos de alfareros que produjeron ese testimonio. ¿Qué tipos de alfareros existieron en el pasado precolonial? ¿Cómo determinamos el tipo de alfarero que produjo la evidencia con la que lidiamos?  Esta presentación aborda un tipo de alfarero completamente soslayado en las explicaciones del material arqueológico precolonial pero abundante en la evidencia etnográfica andina, el productor itinerante, es decir el alfarero que sale de su pueblo base para producir en otras localidades. En esta ocasión discutiremos varios casos de alfareros itinerantes, deteniéndonos en el ejemplo de Cuzcudén, San Pablo, Cajamarca, que actualmente estamos investigando.

 

07

Técnicas tradicionales de producción cerámica de Imbabura: perspectivas para una reflexión arqueológica y de saberes en la sierra norte del Ecuador

 

Sthefano Serrano Ayala, SACHARXEOS, supremoelder@hotmail.com

 

Las técnicas de producción cerámica y su etnografía en la Sierra Norte del Ecuador, no han sido abordadas desde la arqueología como fuentes importantes para generar interpretaciones alternas del pasado. Aún más, el factor humano ha sido mimetizado por el crudo registro arqueológico, sin que las comunidades puedan aportar elementos significativos para dar respuestas distintas al “sentido común” del arqueólogo. Es así que, en esta ponencia, se pone ne manifiesto los saberes tradicionales de las alfareras de Imbabura, comprendiendo los procesos de producción, áreas fuente, manufactura de vasijas, cultura material y espacios en la secuencia operativa. Así mismo, se hace uso de la geología y la difracción de Rayos X para caracterizar y entender las áreas fuente y sus usos en la Sierra Norte, entre el 500 d.C. hasta la actualidad. Finalmente, se presenta una reflexión desde la etnoarqueología, a fin de generar nuevas perspectivas para las técnicas de producción de alfares de los pueblos que habitaron estas zonas. De este modo, no solo se consigue la articulación de varias ciencias y disciplinas, sino también, la posibilidad de que las sociedades y sus saberes, construidos a lo largo de la historia, contribuyan con la producción de conocimiento.

 

08

Recuperación de los conocimientos ancestrales a través de la cerámica

 

María Soledad Solórzano-Venegas, Universidad Regional Amazónica Ikiam, maria.solorzano@ikiam.edu.ec

 

Los conocimientos ancestrales de los pueblos forman parte del Patrimonio Cultural Inmaterial del país, la recuperación y empoderamiento de este tipo de representaciones además de fomentar la identidad local, nacional y regional, potencialmente contribuyen a la generación de fuentes alternativas de ingreso a las comunidades, mediante la comercialización de objetos tangibles, en este caso de cerámica.

En la Provincia de Napo el trabajo alfarero se está recuperando de la mano del turismo, siendo una actividad principalmente femenina, la población masculina dedicada a esta actividad es mínima hoy en día.

Los perfiles expuestos de las quebradas son la principal fuente de aprovisionamiento de arcillas. Para probar la calidad del barro se realiza una quema; si no se “revienta”, éste puede ser utilizado en la producción de objetos. Sin embargo, durante el proceso de aprendizaje, se prefiere importar la materia prima desde lo que hoy se conoce como provincia de Pastaza, lugar de abastecimiento principal de tintes minerales para los acabados de superficie.

El modelado por cordel es la técnica más utilizada, se usan resinas naturales para sellarlos, dependiendo de la actividad a la que estarán destinados. Los hornos a cielo abierto permiten una cocción “asada” sin alcanzar altas temperaturas.

Sobre la base de los resultados preliminares del trabajo etnoarqueológico se observó que depende del tipo de objetos que se desean elaborar si el barro pudo ser local o importado, es decir las mezclas de arcillas y su origen están vinculadas con la función social de los objetos, al igual que sus terminados.

Las fallas de cocción de los artefactos dependen claramente del tipo de leña y lo seca que esté, pero también del lugar donde fue colocada la pieza, pudiendo confundirse los tipos de cocción oxidantes y reductores.

Es posible que la elaboración de cerámica en la Amazonía sea principalmente femenina desde épocas milenarias, a diferencia de otros lugares como Manabí, en donde hoy en día domina la mano de obra masculina en su producción. El proceso de retroalimentación de la información es bidireccional, y en esta ponencia se presentan los resultados preliminares de una investigación en ejecución.

 

09

Producción alfarera en el austro ecuatoriano, una perspectiva etnoarqueológica

 

Juan Pablo Vargas Díaz, Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) Facultad de Ciencias Sociales (FACSO-Olavarría-Argentina), juanvargas_27@hotmail.com

 

La región sur del austro ecuatoriano, al parecer mantiene un tipo de tradición alfarera, con ciertos rasgos únicos, posiblemente reflejarían un continuismo a un legado histórico milenario. Por lo que, el presente trabajo pretende abordar este tipo de espacios, con el fin de brindar una apertura y al mismo tiempo asistencia al debate, de la producción alfarera, y los elementos perceptibles en el registro arqueológico.

Al exponer, los diferentes tipos de organización social, espacial en relación a la serie de subprocesos que se ejecutan en las diferentes áreas de actividad para la manufactura teniendo como referencia Chicoingapirca y Pachapamba. El interés por esta temática, permitirá entender tangencialmente la configuración interna de los talleres como pudieron funcionar en el pasado partiendo de los estudios actualísticos gracias a la herramienta heurística de la etnoarqueología.

 

10

Recrear lo ajeno. Reflexiones sobre la producción actual de alfarería en la quebrada de Humahuaca y su correlato con los conjuntos cerámicos prehispánicos (Jujuy, Argentina).

 

Clarisa Otero, Instituto de Ecorregiones Andinas (UNJu-CONICET), Universidad de Buenos Aires, (Argentina), clarisaotero@yahoo.com.ar

Agustina Scaro, Instituto de Ecorregiones Andinas (UNJu-CONICET), Universidad Nacional de Jujuy (Argentina), eowyn939@gmail.com

Vanesa Juárez, Instituto de Ecorregiones Andinas (UNJu-CONICET), Universidad Nacional de Jujuy (Argentina), vanesajuarezb@gmail.com

Lautaro López, Instituto de Ecorregiones Andinas (UNJu-CONICET), Universidad Nacional de Jujuy (Argentina), lautarolopezg@yahoo.com.ar)

 

Esta presentación tiene por propósito exponer los resultados obtenidos a partir de diferentes tipos de acercamientos que realizamos desde el ámbito arqueológico con las comunidades alfareras de los centros urbanizados más importantes de la Quebrada de Humahuaca. Hace más de una década iniciamos relevamientos entre estas comunidades con el propósito de caracterizar los modos productivos y los atributos estilísticos de la cerámica actualmente manufacturada en talleres familiares para identificar rupturas y continuidades entre estos conjuntos y los arqueológicos. Este relevamiento permitió distinguir importantes transformaciones a lo largo de todo el proceso de manufactura de los objetos, como consecuencia de una adecuación de la cerámica para cubrir demandas emergentes en el mercado turístico. Por otro lado, el reemplazo de las vasijas cerámicas utilitarias por recipientes metálicos llevó a que también se perdieran sus funciones domésticas y primarias para posicionarse solo como una mercancía. La puesta en conocimiento de las correlaciones entre las prácticas alfareras prehispánicas y actuales, en espacios de diálogo con las comunidades locales, despertaron en éstas el interés por retomar y revalorizar aquellas antiguas formas de hacer con el objetivo, en principio, de lograr un producto artesanal que los distinga de otros artesanos del Noroeste argentino.